Beneficios del Yoga para Niños

Beneficios del Yoga para Niños

El yoga es una práctica que se ha popularizado en el occidente en las últimas décadas por sus grandes virtudes de mejoramiento físico, mental y espiritual. Es practicado principalmente por adultos y jóvenes, pero también se puede hacer desde muy temprana edad.

 El yoga para los niños es una gran oportunidad de fomentar prácticas que lleven a crear buenos hábitos a mediano y largo plazo. 


¿Qué es el yoga para niños?


Para empezar a conocer este tema, hay que entender que es el yoga para niños. El yoga es una práctica y doctrina filosófica de origen hindú cuyo objetivo es lograr una armonía entre el cuerpo y el espíritu con ejercicios de respiración, estiramiento y flexibilidad, meditación, etc. Para los niños, el yoga es una simplificación de estos conceptos.



Cuatro Beneficios del yoga para niños

Beneficios Del Yoga Para Niños


Mejor postura y condición física


De los principales beneficios del yoga para niños se encuentra la mejora de su salud física. El yoga enseña a respirar mejor, usar correctamente los músculos de otras partes del cuerpo para estar más presente y en mayor contacto con la parte física de tu entorno y de ti mismo. 

La buena postura es algo vital para el buen desarrollo de los niños desde que están pequeños, y tener una buena condición física evitará problemas de salud en el futuro.

Mayor presencia y regulación de emociones


Unos de los principios fundamentales del yoga es practicar el enfocarte en el momento presente para concentrar tus energías y despejar la mente de pensamientos y sentimientos que distraigan o nublen el pensamiento. 

Con el tiempo, los niños adquieren la habilidad de identificar sus emociones y pensamientos y desarrollan los criterios necesarios para discernir todo lo que siente en su cuerpo y mente.

 

Reduce estrés y ansiedad


Se ha reportado un decremento muy notable en los niveles de estrés y ansiedad en los niños menores a 12 años cuando practican yoga de manera regular. 

Con esta actividad, logran filtrar y desahogarse de todo aquello que les genera preocupación e incomodidad, canalizando la energía negativa y liberándose con movimientos y ejercicios en sus sesiones de yoga. 


Ayuda a Dormir mejor


Al estar menos estresados, los niños que practican yoga logran dormir más rápido y más profundo. Cuando despiertan se sienten más refrescados y con más energía para empezar su día de manera positiva. 


Posturas para principiantes


Algunos ejemplos de posturas de yoga que pueden aprender los niños cuando empiezan son las posiciones del gato, el perro, el árbol, y la montaña. Estas posturas son muy sencillas, pero fundamentales para poder desarrollar las habilidades necesarias para continuar con posturas más avanzadas.

Puedes encontrar estas posiciones y otras posturas en línea con videos en YouTube, blogs, tutoriales, y más. También podrás visitar la página web de Shenji Kai para informarte acerca de nuestras clases presenciales de yoga para niños al igual que otros talleres y clases que podrán interesarte. ¡Acércate con nosotros y aprovecha nuestras clases de yoga para niños!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados